cuando no cerrar un trato