¿Cómo crear una rutina para antes de dormir?

Publicado por raymarfil en

rutina-sueno-ray-marfil
rutina-sueno-ray-marfil

Llevas un par de horas acostado y solo estás dando vueltas en la cama, por alguna razón no puedes dormir y mañana será un día largo.

Ves el reloj y cada vez es más tarde, ahora estás convencido de que mañana será un día complicado que además tendrás que vivir cansado.

¿Cuántas veces has estado en esta situación?, ¿te has puesto a pensar lo mucho que afecta tu desempeño al día siguiente una noche de insomnio?

Por ese motivo crear una rutina para antes de dormir es una de las mejores cosas que puedes implementar en tu rutina, así cada vez que termines tu día podrás bajar el ritmo, preparar tu mente y cuerpo para una buena noche de descanso.

Crear tu propia rutina para antes de dormir:

Cada personas es diferente, te recomiendo crear la rutina que funcione para ti. Este momento se debe sentir como algo que haces por y para ti, algo que estás haciendo para cuidarte y consentirte.

Como todas las rutinas habrán días en los que tendrás que adaptarla a las circunstancias como reuniones, fiestas o emergencias, sin embargo al hacerla tuya y disfrutarla será más sencillo repetirla cada noche como un acto de amor hacia ti mismo.

Comencemos a planearla:

Programa una alarma para avisarte cada día.

Esta es la mejor manera de no perderte en las ocupaciones diarias, puedes descargar una aplicación en tu celular para recordarte todos los días que es momento de comenzar a bajar el ritmo del día.

Haz una lista de cosas por hacer.

¿Te acuestas en la cama y solo estás pensando en todo lo que tienes que hacer al día siguiente? Esto puede causar mucha ansiedad.
Te recomiendo crear una lista de cosas por hacer antes de ir a la cama, de hecho esto puede ser la primer parte de tu rutina nocturna, terminando de trabajar puedes crear esta lista aprovechando la energía del día.

Pensar en lo que tienes que hacer y dejarlo muy claro en la lista te permitirá sacarlo de tu mente y con un día más organizado podrás descansar con más calma.

Come ligero y saludable antes de dormir.

¿Recuerdas la última vez que comiste muy pesado antes de dormir?, ¿Cómo fue la experiencia de tratar de dormir esa noche? Seguramente te costó conciliar el sueño y probablemente tuviste dolor de estómago que no te permitió descansar.

Te recomiendo consultar a un experto en nutrición que te pueda recomendar la mejor opción para ti, en general procura comer alimentos de fácil digestión.

Reduce el consumo de Alcohol.

Las bebidas alcohólicas tienen un efecto depresivo en nuestro cuerpo que si bien pueden hacerte sentir somnoliento, disminuyen tus niveles de melatonina e interrumpen tu ritmo circadiano causando insomnio.

Además si lo utilizas como parte de tu rutina nocturna la tolerancia incrementa con el tiempo lo que significa que necesitarás más nivel de alcohol para alcanzar el mismo nivel de somnolencia.

Crea una lista de música para dormir.

Escuchar música antes de dormir te puede ayudar a relajarte y entrar a la modalidad de descanso.

Muchos estudios han demostrado que la música clásica es perfecta para conciliar el sueño, pero no te sientas obligado a escuchar este género, puedes escoger lo que más te gusta.

Además de la música podrías probar sonidos de la lluvia, olas en la playa o el viento que son muy relajantes.

rutina-sueno-ray-marfil
Apaga tu televisión y deja tu celular.

Las pantallas de las TVs, smartphones y computadoras emiten luz azul que estimulan el reloj interno de tu cuerpo.

Varios estudios han demostrado que exponerte por mucho tiempo a la luz azul antes de ir a dormir puede reducir tus niveles de melatonina que como resultado trae falta de sueño.

Se recomienda apagar todos los aparatos con una pantalla unos 30 a 45 minutos antes de dormir.

Escribe un diario.

Esta es una de las herramientas que más me han ayudado a mantener mi salud mental, escribir sobre tus pensamientos y emociones te ayudan a organizarlos, reflexionar en ellos y dejarlos ir.

Unos diez minutos al día son más que suficientes para recapitular lo que viviste ese día y tomar las lecciones.

Haz de tu habitación un santuario de descanso.

Te recomiendo ordenar los espacios de tu casa para una función específica, sobre todo si trabajas desde tu casa. Este orden te permitirá acostumbrarte a las actividades que realizarás en cada habitación.

Algo que ha mejorado mucho la calidad de mis momentos de descanso fue invertir en un buen colchón, almohadas cómodas y sábanas suaves. Si bien son mucho más caros te recomiendo verlos como un regalo para ti y una inversión que se reflejará en los demás aspectos de tu vida como mejorar tu rendimiento en el trabajo ya que estarás más descansado cada día.

Meditación.

Todo el día estamos resolviendo situaciones, organizando y planeando. Esto hace que tu cerebro esté enfocado por muchas horas y cuando llega el momento de dormir siga procesando información.

Meditar por cinco minutos puede ayudarte a relajar tu mente e incluso puede ser la etapa final de tu rutina, si haces lo haces acostado podrás quedarte dormido.

Lee un buen libro.

Esta parte de tu rutina puede ayudar mucho a tu desarrollo personal aprendiendo algo nuevo o simplemente a relajarte con una buena novela. Escoge lo que mejor te funcione, enfocar tu atención en la lectura te ayudará a desconectar del estrés del día y las preocupaciones diarias.

Conclusión.

Crear el hábito de prepararte para dormir te permitirá descansar mejor todos los días, recuerda que la rutina perfecta depende de cada persona. Comienza poco a poco y ve probando lo que mejor funcione para ti.

Dedica este tiempo para ti, es la mejor excusa para consentirte.